Llevo ya casi una semana en Berlín con mi prima, y como ella está a punto de convertirse en “berliner” de pro, os vamos a contar algunas de las experiencias que debes vivir en Berlín y que no aparecen en las guías!  (bueno, realmente no te puedo asegurar que no aparezcan…)

1.- Beber cerveza en la calle

Vale, igual no es una experiencia única, pero para los españoles que hemos vivido de cerca la cultura del botellón y sabemos lo caro que te puede salir una multa por beber alcohol en la calle (a mi me lo han contado, ya sabéis un amigo de un amigo…), ¡Berlín es el paraíso! Aquí no sólo está permitido beber en la calle, sino que no está mal visto, por lo cual es bastante común encontrarse gente bebiendo tanto en las calles, como en el metro y lo que es mejor, grupos de amigos tirados en alguno de los múltiples parques de la ciudad tomando una cerveza al sol (o algo parecido). Por eso, que sea bastante común que los amigos se reunan, los días que hace bueno, en algún parque a hacer una barbacoa y tomar unas cuantas cervezas (las más típicas una berliner, sternburg o astra).

IMG_73221.jpg
Berliner / Natalia Lozano

2.- Comprarte alguna porquería en los mercadillos

Berlín es famoso, entre muchas otras cosas, por sus mercadillos de segunda mano, sin duda alguna una de las cosas que más me han gustado… tengo un poco de Diógenes. Obviamente os recomendaré el de Mauerpark que se pone todos los domingos por la mañana en dicho parque, podréis encontrar cosas de segunda mano, objetos (láminas, ropa, bolsos, etc.) de jóvenes diseñadores y comida.  Este es el mercadillo más turístico de la ciudad y por ello los precios pueden ser un poco exagerados. Además a las 5 de la tarde se monta una especie de karaoke en el teatro al aire libre del parque, donde la gente se va animando a salir al centro y cantar, o intentarlo, su canción favorita, el otro día un espontáneo se arrancó con “Shook me all night long” de AC/DC, con baile incluido, sorpresas te da la vida.

Sin embargo un mercadillo económicamente más accesible y más visitado por los propios berlineses es el de Ostbahnhof, que se monta los domingos a la salida de la estación de S-Bahn del mismo nombre. En el podréis encontrar principalmente antigüedades y objetos de segunda mano. De ahí es mi preciosa cámara nueva.

IMG_78751.jpg
Camera / Natalia Lozano

3.- Intentar entrar en el Berghain

Para quien no lo sepa el Berghain ha sido descrito como la actual capital del techno, y el acceso a dicho club es entre difícil, imposible y aleatorio, podréis encontrar múltiples artículos en la red dando los mejores consejos para acceder al club. Aquí es fundamental la indumentaria y el maquillaje que lleva la gente, sin ser conscientes que después de más de 48 horas de fiesta todos van a acabar pareciendo una mezcla entre zombis y vampiros (por las gafas de sol y lo blancuchos que son los alemanes). El mejor consejo que os puedo dar es que te lleves un par de cervezas para la cola, ya que puedes llegar a esperar hasta 5 horas y el chiringuito que abre exclusivamente para ello puede ser un poco caro. No te rías de aquellos que pasan por la “salida de la vergüenza” (salida por la que te manda el segurata cuando no das la “talla”) porque seguramente tu puedes ser el siguiente. Mi prima lleva aquí casi 5 años y todavía no ha entrado. Pero no os preocupéis a 5 min de la “salida de la vergüenza”, en Warschauerstr. hay una carnicería donde se compran platos cocinados típicos alemanes, que después de las 5 horas de cola será un alivio.

4.- Llevar el Pfand

¡En Alemania las botellas vacías son dinero! Es una forma estupenda de incitar al reciclaje y tener unas calles más limpias. En los supermercados hay unas máquinas donde podéis llevar algunas botellas de vidrío, botellas de plástico y latas. Su precio varía entre los 8 y los 25 céntimos. La máquina os expenderá un ticket que posteriormente la cajera os abonara u os reducirá de la compra.

5.- Ir a algún open air

Pueden ser discotecas, clubs o fiestas organizadas al aire libre en algún parque o lago. En las orillas del río podréis encontrar alguno de estos clubs. El otro día estuvimos en el Holzmarkt, el sitio es bastante curioso y agradable, cuando va anocheciendo suelen hacer una hoguera, tal vez por la tarde le falte algo de música, pero en cualquier caso es una visita muy recomendable. Consejito, cuando pidáis unas cañas os darán unas moneditas de plástico, al devolver los vasos y las monedas os darán un euro o dos (por si alguien piensa en coleccionarlas…^_^)

IMG_70701
Holzmarkt / Natalia Lozano

6.- Visitar alguna casa okupa

Otra de mis experiencias favoritas en Berlín. Estuvimos en la casa okupa de Köpi en Köpenickerstr. El espacio es muy chulo, con un patio central, a un lado hay una zona de conciertos, un bar, un taller donde reparan bicis y  lo más importante hay futbolín gratis. Estuve visitando Berlín en bici, que es la siguiente recomendación, para cuando salimos del sitio éste me pareció imprudente coger la bici, así que la dejé allí anclada… al día siguiente cuando fuimos a recuperarla había montada una movida bastante curiosa. Habían cortado la calle, estaban haciendo unos conciertos, y la barra exterior estaba justo donde el parking de bicicletas por lo que la mía estaba perfectamente integrada en el evento, ya que la cesta era usada para depositar los vasos… Así que fue una odisea recuperar la bici, pero un espectáculo los conciertos, no hay mal que por bien no venga.

8.- Visitar Berlín en bicicleta

Oh sí, para la gente que le gusta moverse en dos ruedas Berlín es definitivamente su lugar, incluso para aquellos que no están acostumbrados a moverse en bicicleta por grandes ciudades. Cuenta con carril bici por todos los lados y es una ciudad bastante plana, por lo que no te matas subiendo cuestas. Se pueden alquilar bicis en muchos lugares (creo que hay hasta una App), el precio oscila entre los 12 y los 14 euros al día, sin embargo vi un sitio en Warschauerstr. que alquilaban las bicis a 10 €/día.

Cuidado con ir montado en la bici por las aceras si no hay carril bici. Pasaba yo alegremente por delante del parlamento de Berlín, cuando un policía empezó a decirme algo en alemán con ese tono característico del idioma que parece que te estén diciendo de todo menos bonito, mi cara debió de ser un poema (siempre me pasa con la poli), así q al final optó simplemente por hacerme el gesto de “andando” con dedos índice y corazón, ¡bendito lenguaje universal el de los signos!.

IMG_72631
Bikes / Natalia Lozano

9.- Ir a una inauguración en una galería

Berlín es la ciudad de las galerías de arte, sólo hace falta acercarte un poco al mapa de google maps y verás cómo aparecen como champiñones por todos los lados. Siempre es interesante si te gusta el arte o quieres conocer gente, pero si ese no es el caso, sólo diré comida y cerveza gratis… y ahí lo dejo.

10.- Festivales y festejos varios

He estado una semana en Berlín y creo que habría necesitado un mes entero para ver todo lo que la ciudad puede ofrecerte. Pero si te ves con energía suficiente puedes informarte de si hay algún evento especial que se realice en la ciudad. Este fin de semana fue el Carnaval de las Culturas, se hace un desfile de carrozas por la ciudad, con música y bailes, al final se montan un montón de puestos de artesanía y comida de distintos países en un parque, además de tres escenarios distintos para conciertos. ¡Fue genial poder pedir en kiswahili un chapati y comérmele en mitad de Berlín!

IMG_76011.jpg
Bubbles / Natalia Lozano

11.- Domingos de café y tarta

Resulta que esto es lo típico que hacen los berlineses los domingos, junto con ver una serie tipo policiaca. Como ver una serie en alemán no debe ser lo más, si no sabes el idioma, nos conformamos con el café y la tarta. Las típicas son de queso o manzana. Nosotras estuvimos en la cafetería Books and Bagels o Shakespeare and Sons, comiendo una tarta de queso y tomando un café con leche y un chocolate blanco caliente.

IMG_76771.jpg
Books & Bagels / Natalia Lozano

12.- Visitar atelieres

Esta es una cuestión de gustos, pero si te gusta el arte, como he dicho Berlín está lleno de atelieres y galerías donde puedes conocer el trabajo de jóvenes artistas de la ciudad. Sin lugar a dudas en este sentido hay un gran movimiento en Berlín. Creo que si vuelvo a Berlín me centraré más en estos pequeños atelieres y galerías más que en los grandes museos.

 

Esto es todo por hoy, he creado un mapa en google maps y he marcado todos los sitios por donde estuve y de los que hablo en el post, por si estáis planeando un viaje a Berlín y queréis tenerlos localizados.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s