Probablemente este no sea una entrada al uso en el blog, principalmente porque es un trabajo que tengo que hacer para el máster. Aun así, creo que puede ser interesante y útil para muchas personas. Ahora mismo, estamos trabajando en el desarrollo de un “plan profesional” de cara a nuestra incorporación a la vida laboral. Este plan se presenta como un proceso circular continuo de evaluación/aprendizaje, toma de decisiones y acción, y comienza con el autoconocimiento. Y de eso trata este primer trabajo, de hacer una reflexión sobre nosotros mismos. Precisamente un tema que me encanta, porque siempre me ha parecido lo más difícil del mundo (igual es porque no me entiendo o a ratos me caigo fatal). Para llevar a cabo esta reflexión de forma más estructurada se han establecido 4 categorías: valores, intereses, personalidad y habilidades (esta me la voy a saltar porque está más enfocada al mundo humanitario).

Todo esto de lo que voy a hablar, es lo que yo llamo “mis interiores”, y seguro que alguna vez me habéis oído referirme a ellos diciendo “tengo los interiores revueltos”. Empecé por los valores. Los profesores como ayuda suplementaria nos han compartido links a distintos test, en este caso el enlace estaba roto y me he quedado sin “test de la ragazza”, por lo que he hecho una reflexión freestyle. Comencé mirando listas en internet de valores, y obviamente todos me parecían muy correctos y respetables, pero así no iba a llegar muy lejos, por lo que decidí pensar en qué era importante para mí. Y me di cuenta de que podía organizar mis valores en tres grupos: los valores que están en la raíz de mi forma de ser; los que han tomado más importancia recientemente y los que a veces se me olvidan (es que tengo una cabecita…).

Estos primeros, fueron los más fáciles porque un poquito sí me conozco. Sé cuán importante es para mí la familia/amigos (priorizando calidad sobre cantidad), son mi faro, mi ancla, mi refugio, mi apoyo… y yo soy su padrino, nadie toca a la “famiglia”. El respeto, es un básico, chavales, como las camisetas negras del zara (es broma), creo que es muy difícil construir algo en sociedad si no partimos desde esa base. Por otro lado, la creatividad, es muy importante para mis interiores, es la forma en que se expresan y en que se tranquilizan, asimilan la realidad, etc. etc. A partir de esta reflexión a demás he sido capaz de convertir en un valor una cualidad que a mi madre la tenía frita, mi cabezonería, ahora lo llamo persistencia y suena muchísimo mejor (¡qué importante es el lenguaje!). Mi madre lo verbalizaba en dos frases: “tienes los c*****s como el caballo del Cid” y “tienes la cabeza como los adoquines de la catedral” (es lo que tiene ser de Burgos). La verdad es que me cuesta rendirme, no me gusta, pero ahora estoy intentando aprender a dejar estar las cosas, creo que es importante también. 

Después, pensé que la gente, dedicándome a este trabajo me preguntaría por qué no incluyo entre mis valores la compasión o algo así. Y la respuesta es porque no me gusta, punto. Desde pequeña, por mi educación, familia, forma de ser o por lo que fuera, todos los aspectos sociales, medioambientales, etc. me tocaban mucho la fibra. Anuncio de Unicef, Nat a llorar; agujero de la capa de ozono, Nat a llorar; etc. etc. Así que en mi familia, para suavizar el hecho de que su hija/hermana era una llorona, pasaron a describirme como una persona sensible. Y creo que con la edad este sentimiento evolucionó, no me considero compasiva, ni nada por el estilo, creo soy una persona comprometida con las personas, con el mundo y con la realidad que nos toca, y además comprometida de forma íntegra.

Me di cuenta que hay dos valores que están tomando más importancia recientemente: la pertenencia, cuando viajas al final parece que no eres de ningún lado, y por eso igual le he dado más importancia en estos últimos años, y sé que me gustaría tener un lugar al que volver, mi nidito (como yo lo llamo). El segundo es el crecimiento personal, relacionado con el aprendizaje a lo largo de la vida, la autodisciplina, la mejora continua… y en parte ha ganado peso por la decisión que tomé de hacer el máster y dedicarme a este campo profesional, para mí fue una decisión vital que implica un compromiso muy grande a muchos niveles y que requiere que de lo mejor de mí.

Finalmente, establecí los valores a tener en cuenta o en los que trabajar: el valor, perder el miedo a equivocarme, a no hacer lo socialmente establecido o lo que se espera de mí, etc.;  tener conciencia de uno mismo y de nuestros actos (pensamiento, palabra, obra y omisión, como dirían en misa) y el impacto que tienen en los otros. La comunidad/ciudadanía, creo que a veces nos preocupamos por cosas que nos pillan más lejos y descuidamos lo que tenemos al lado, y por eso creo que es un aspecto que debo recodarme de vez en cuando.

Metáfora de la paciencia / Natalia Lozano

En una segunda categoría están los intereses, qué es lo que me gusta hacer. Personalmente, me ha sorprendido analizar y darme cuenta como algunos valores y/o aspectos de personalidad determinan mis intereses. Creo que la creatividad se ve reflejada en mi interés por la fotografía, la pintura, la música, el arte, el diseño, etc.  Como parte del crecimiento personal incluiría mi interés por el deporte, el yoga, la escalada… pero también la lectura, el aprendizaje, etc. Igualmente el respeto aplica también a la naturaleza, y podría incluir el interés por el reciclaje, el ecologismo, etc. En los apuntes nos pusieron una frase de Confucio que venía a decir: “elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida”. Y es verdad, si tu trabajo está vinculado con tus intereses es una fuente de motivación muy importante. Es fácil de entrever que está todo interrelacionado, porque al ser tu propio interés, desarrollar tus capacidades (habilidad y conocimiento) surge de forma natural, es lo que quieres hacer. Sin embargo, a modo de puntualización, me gusta más la frase de Bukowski “Find what you love and let it kill you”, será mi alma oscura.

Por último, tocaría hablar de la personalidad. Quizás fue la parte más dura, ahora sí que hice tests. Al principio me costaba hacerlos, y pensaba ojalá los hiciera mi padre por mí (dado que espero que él me conozca algo), y luego yo sólo tengo que leer los resultado. Pero opté por una táctica de respuesta rápida, sin meditar mucho cada pregunta. Creo que al final hice 4 ó 5 tests, con resultados bastante parecidos (los que más me gustaron fueron estos: 16 personalities y Personality Test ). Conclusión rápida, no estoy tan mal, XD.

En general, los resultados encajarían con una descripción que haría de mi misma, como por ejemplo:

  • Sé que soy una persona introvertida, y que me es más fácil socializar en grupos más reducidos, pero esto no significa que no sea sociable o me guste compartir tiempo con los demás. De hecho para mí las relaciones personales son muy importantes. Simplemente creo que en mi forma de interactuar con el mundo una primera etapa es  más observacional, me gusta entender las cosas/ personas y el significado que hay detrás, y para ello necesito observar atentamente, escuchar activamente, etc. ¿puede esto relacionarse con mi interés por la fotografía?
  • Soy una persona que se adapta fácilmente a los cambios, creativa, dedicada y trabajadora, etc. y creo que todo esto es consecuente con los valores que pensé que tenía desde un principio.
  • A nivel profesional, algo que ya sabía era que me gusta trabajar en equipo compartir ideas, etc. Sin embargo, algo que me sorprendió es el hecho de que los test viniera a decir no estoy muy interesada en controlar pero que tampoco me gusta que me controlen. Aquí tengo mis matizaciones, creo que tengo muy altas expectativas de lo que un buen líder debe ser, y cuándo no lo encuentro tiendo a la autogestión, y por otro lado, no es que rechace el liderazgo, lo que me jode es la competitividad, ni va con mis valores ni funciona conmigo.
  • También me ha sorprendido encontrar entre las debilidades que mencionan ser demasiado idealista, altruista… porque la verdad es que creo que con el tiempo, más bien con la vida, esto se te pasa (igual es que deja poso). Otra debilidad que no me ha sorprendido es que me tomo las cosas personalmente y que es difícil llegar a conocerme y esta es una cosa que he leído bastante de los acuarios (no me voy a poner mística pero es que muchas de estas características de personalidad las he encontrado cuando he leído sobre mi signo).

Bueno voy a concluir, porque esto empieza a ser una chapa importante. Como he dicho al principio, pensaba que conocernos era difícil, pero creo que lo realmente difícil es verbalizar lo que sabemos de nosotros, y más hacerlo de una forma positiva. Otro ejemplo que me viene a la cabeza es el de mi abuela, que cuando la digo estoy aprendiendo esto o haciendo aquello otro, siempre me responde con un refrán, al más puro estilo abuela castellana, “hombre de muchos oficios pobre seguro”. Por lo que entendí que mi interés en distintas cosas era algo negativo, sin embargo en uno de los test, decían: “I have a lot of interests and I can get interested in one thing, and then something else comes along and that looks fascinating. I enjoy using the skills that I do have, and they’re varied. I’m always on the lookout for something that uses my skills and abilities, that will give me variety and still be stimulating and let me have a mission with people. My nature is when things get to a crunch, I’ll make something happen that will make it all right. I just know that I can do that and will do that. I love solving people problems”. Y ya no creo que sea malo, simplemente yo soy así, mi mente funciona así.

Es difícil llegar a conocernos si pensamos hacer afirmaciones categóricas sobre nosotros que permanezcan inamovibles a lo largo de toda nuestra vida. Y esta es otra de las conclusiones a las que he llegado, nosotros también cambiamos, es más espero que todos intentemos mejorar poco a poco.  Al final no se es A o B, igual es que simplemente estamos “underconstruction” (en proceso de construcción), aprehendiendo.

Por último, me ha llamado la atención cómo todos estos aspectos están interrelacionados, como tus valores, tus intereses, tu personalidad te hacen ser la persona que eres… ahora bien, no sabría decir cuál es primero el huevo o la gallina, mis valores marcan mis intereses y me hacen tener esta personalidad; o es mi propia personalidad la que me hace tener ciertos valores y estos unos intereses u otros.  O igual es que nací un sábado 25 de Enero a las 4 de la tarde, cuando Urano y Neptuno paseaban distraídos por Venus y mi padre jugaba a las cartas en la taberna de mi pueblo, quién sabe.

PD.: “When I am angry I get quiet. Others don’t know though, that’s the problem”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s